La importancia de la normalización para la construcción de edificaciones

Quienes estudian ingeniería o arquitectura deben tener muy claros los conocimientos de física y matemática que se adquieren en la universidad, aunque claramente la experiencia tiene bastante peso sobre el talento de un profesional determinado.

Sin embargo hacemos referencia en la universidad porque es el primer lugar donde se dice a los estudiantes que deben reducir al mínimo los errores de cálculo, ya que algún día diseñarán una casa y esta se derrumbaría ante cualquier detalle.

Sí, se trata de una premisa un poco extrema, pero ciertamente ayuda a los futuros profesionales a buscar la excelencia académica, y luego la excelencia profesional, ya que en un momento se graduarán de ingenieros civiles o arquitectos.

Afortunadamente en el mundo real las cosas no son tan monstruosas como las pintan los profesores universitarios, y será la experiencia la que enseñe a ser cautelosos sobre la marcha. No hay otra forma de aprender.

Cada aspecto de la construcción se encuentra normalizado, y por supuesto cuando una estructura se encuentra finalizada debe someterse a pruebas diversas de calidad

Importancia de la normalización

La normalización regula que cada aspecto en el diseño de una edificación debe cumplir con unos paradigmas, para evitar que las construcciones colapsen, siendo cautelosos los ingenieros que diseñen durante las primeras etapas del erguimiento de una estructura.

Cada país cuenta con normas distintas, pero a su vez hay organismos internacionales que regulan el funcionamiento de cada norma local, como el caso de ASTM o IBC.

La normalización está orientada a cada componente de la construcción, y varían según el material que se emplee para edificar. Hay normas para la construcción de vigas de corona, zapatas, losas, marcos de las puertas, etc.

Por ejemplo, cuando se diseña el marco de una puerta, se debe tener claro primeramente el material en el que se va a construir, y una vez que se fija ese parámetro es que se harán las asunciones necesarias para erigir la estructura.

Es importante que el marco de una puerta cumpla estas normas, sobre todo a la hora que un cerrajero en viladecans instale la puerta en cuestión, a fin de minimizar los problemas de seguridad del futuro recinto.

Orígenes de la normalización

Esto de la normalización de las construcciones no es para nada nuevo, y los pioneros en establecer ciertos paradigmas para la construcción fueron los romanos y los egipcios.

Definitivamente no podemos quitarle el crédito a los egipcios ya que la innovación estuvo siempre presente en sus estructuras, construyendo en función de los climas calurosos que se vivían en ese entonces.

Sin embargo hubo otros arquitectos que estuvieron adelantados para su tiempo, como sucedió con Le Corbusier, estableciendo una serie de estatutos para construir las viviendas de la época a principios del siglo 20.

La villa Saboya es una de las obras más resaltantes de Le Corbusier. De no ser por la normalización, las edificaciones no tendrían sustento y colapsarían ante el más mínimo estímulo, agradeciendo a quienes implantaron los fundamentos de la construcción moderna.