La Arquitectura Italiana víctima de sismos

Para nadie es un misterio que Italia es un país rico en patrimonios históricos, artísticos y arquitectónicos. Este país se destaco por la construcción de arcos, cúpulas y similares con avanzadas técnicas durante el imperio Romano. Sus obras arquitectónicas son grandes atracciones de turísticas hacia ese país.

En Roma, se encuentra El panteón y El coliseo, estructuras emblemáticas de Italia. Cuando alguien viaja a Italia es un pecado no ir a visitar estos hermosos lugares, cargados de mucha historia y cultura. Posee 51 lugares que son considerados patrimonio de la humanidad por La UNESCO. Miles de italianos que ponen todo su amor y pasión para mantener siempre en alto los tesoros nacidos de esta tierra.

La torre de Pisa, en la toscana; El templo de Segesta en Sicilia, Castillo Nuevo en Nápoles, Castillo Buonconsiglio en Trento y el Palacio de Priori en Perugia, son prueba de la hermosa arquitectura de todos los tiempos. Lamentablemente la naturaleza se ha empeñado golpear a la historia, moviendo la tierra y causando fuertes estragos en el territorio italiano.

Tristemente los habitantes han sufrido las consecuentes de fuertes sismos desde el mes de agosto que han dejado decenas de personas heridas hasta el mes de octubre donde la antigua Basílica de San Benito, construida en el siglo XIV, se ha visto seriamente afectada. Estas son las momentos en donde salen a relucir los mayores valores humanos.

Cuando se sabe que no lo material se levanta nuevamente, pero que las vidas de quienes tenemos a nuestro lado es lo que realmente vale, hacer que un cerrajero el raval blinde tu casa para que no caigan en manos ajenas, pero como en unos minutos la madre naturaleza te derrumba lo que te ha costado tanto, de esto no nos salva ningún cerrajero el born.

La orografía montañosa los hace más vulnerables a los deslizamientos de tierra; además de que las poblaciones tengan edificaciones de varios siglos de antigüedad lo que hace que no resistan los destructivos sismos. Lo cierto es que esta población debe hacerse más estable en cuanto sus edificaciones, porque se dice que la actividad sísmica sea recurrente por muchos años.

La naturaleza atenta no solo contra la humanidad sino contra la historia, que ha permanecido muchos años en estas lindas tierras de la Bella Italia. Sus Habitantes pasan horas mucho miedo de los temblores sísmicos, sobre todo en las horas de la noche donde es muy difícil dormir en paz temiendo lo peor.

En Italia hay todo un despliegue para verificar cual y cuanto es el daño en las estructuras más antiguas. Sus habitantes se han lanzados a la calle como medidas de prevención, aunque en esta ocasión no se han reportados muertos, en otras ocasiones no se ha contado con tanta suerte. Dios quiera que estas arremetidas sísmicas se minimicen para que los italianos puedan estar de nuevo en tranquilidad.

Aunque no es lo material lo que más importa, es muy triste ver los escombros de las más antiguas edificaciones, que fueron mantenidas con tanto fervor por sus pobladores.