Estructuras ancestrales del mundo

piramide-de-la-luna

Alrededor del mundo existen edificaciones que a pesar de carecer de instrumentos, instrumentos y tecnologías de nuestra épocas, construyeron edificaciones magnificas que sirvieron para rendirle tributos  nuestros ancestros. La forma en la que se construyeron deja boquiabierto a cualquier arquitecto de nuestras épocas.

Se necesitó mucho empeño para hacer que las personas en otros tiempos, construyeran como hormigas, estructuras que siguen en pie durante nuestra época. El esfuerzo físico, el liderazgo y la gran organización de cada punto de la construcción se realizaron con mucho detenimiento. Los bloques encajan a perfección, que no existen fenómenos naturales que los hagan tambalear.

Quizás su construcción fue motivada por el sentido religioso, en un afán por conseguir la dicha divina.  Tributos al sol o la luna, a sus máximos líderes son la excusa para excepcionales construcciones arquitectónica. La seguridad no era un aspecto por el cual preocuparse porque la fuerza hacia la sociedad era ejercida de otro modo.

Hoy nuestras edificaciones son tan débiles, pero gracias a los servicios de nuestros cerrajeros profesionales se puede batallar en cierta medida con los ladrones por medio de cerrajería moderna, manteniendo en cierto nivel los bienes protegidos. Cuestión que no importaba en muchos tiempos atrás.

Pirámide del sol

En México, se encuentra la pirámide que ha rendido tributo al sol desde su fabricación, de manera equivoca se dice que es construido de piedras, cuando en realidad la pirámide del sol está hecha de terrazas de tierra en forma de gradas, recubiertas de piezas de pequeño dimensiones de lava petrificada. Como se nota, nuestros antecesores usaron lo que la naturaleza les dio para crear grandes edificaciones.

Aún existen áreas de la pirámide al que los turistas no pueden tener acceso por estar en fase de investigación, sin embargo el paseo por todo el lugar permitido llega a ser muy interesante y las historias en su entorno son fascinantes.

Pirámide a la luna

Muy cerca la estructura de tributo al sol, está la pirámide de la luna, que significa madre o protector de la piedra. Lo que deja claro lo importante que son los astros para la civilización mexicana. También en otros países, existen arquitecturas similares, que debieron necesitar un gran esfuerzo mortal y un ingenio mayor, para poder moverlas.

Incluso, se llega a pensar que alguna fuerza mágica, divina y hasta extraterrestre la ayudo a  lograr. Así se emprenden los misterios de la tierra. Estas pirámides han sido declaradas  patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco, por lo que su valor es mucho mayor, atrayendo a las personas del mundo a estas tierras.

El centro del mundo

Ecuador tiene el privilegio de tener la marca en la mitad del mundo. Teniendo en proyecto una estructura que destaque estas particular característica en América. Actualmente está construido un obelisco de 30 metros, donde se piensa levantar una torre de 1600 metros. Actualmente los visitantes acostumbran a tomarse una fotografía típica es poner un pie a cada lado de la línea que divide el planeta en dos hemisferios. Una vez terminaba ya veremos la creatividad de los selfies.