El arte de la arquitectura bioclimática

Muchas personas se lamentan porque no existe un equilibrio climático en sus casas, y por ello al mudarse a una nueva casa, toman en cuenta el aspecto climático.

Por ello, las nuevas generaciones de arquitectos se han preocupado en integrar en sus proyectos la construcción de casas bioclimáticas, que no son más que aquellas casas que permiten al individuo acostumbrarse a las condiciones climáticas reinantes.

Este tipo de viviendas resultan beneficiosas, no solo para las ciudades en las que transcurren las cuatros estaciones, sino para aquellas en el que frío o el calor reina durante todo el año.

Como un extra se incluyen otros dispositivos ecológicos, como las cerraduras ecológicas que contribuyen con la disminución del efecto invernadero acumulado por años. Estas cerraduras puedes instalarlas por ti mismo o bien esta labor la puede realizar un cerrajero de confianza.

Mencionaremos algunos aspectos básicos relacionados con estas casas bioclimáticas, y la razón por la cual son consideradas las casas del futuro

  1. Ventilación

La ventilación está dispuesta de las formas siguientes

Ventilación natural. Las casas tienen una configuración tal, que permite el flujo del aire durante el día, producto que durante la noche la ventanas tuvieron abiertas. Las ventanas de este tipo de casas se ubican en las fachadas opuestas o en las fachadas donde circulan los vientos principales.

Ventilación por convección. Esto sucede cuando en las casas no fluye el viento y se incorpora un dispositivo adicional para que el viento fluya con más fuerza. Sucede cuando el aire caliente asciende y es sustituido por aire más frio.

Fachada ventilada. Cuando las fachadas de los edificios están provistas de una cámara de aire seguida de una lámina de material. Esta cámara permite el flujo de aire en forma ascendente, lo que hace que la casa o edificio se mantengan ventilados.

  1. Climatización del suelo

La climatización del suelo implica que la casa se fundamente de cierta manera para que el suelo sea una fuente extra de manera que la casa permanezca fresca.

Por ejemplo, algunos arquitectos implementan que una de las dos fachadas de la casa se encuentre enterrada de forma parcial o total. Por ejemplo la fachada frontal pueda que se encuentre a nivel, pero la posterior posiblemente esté ligeramente enterrada en el suelo.

Los suelos por lo general se encuentran a menor temperatura que las casas, por lo que se entierran tuberías llamadas tubos de aire, los cuales deben situarse profundamente para sacar el máximo provecho.

  1. Espacios tapón

Son espacios que se encuentran adjuntos a la casa, y que con el tiempo se ha descubierto que funcionan como aislantes naturales de la casa o tapones. El recubrimiento térmico no abarca estos espacios, pero eso poco importa, ya que igual son útiles.

Estos espacios son más comunes de lo que creemos, y podemos enumerar entre ellos al garaje, invernadero, desván, entre otros. Son los que suelen recibir la radiación solar, por lo que el resto de la casa se encuentra amortiguada.

La presencia de los espacios tapón, constituye una mejora en cuanto a viviendas modernas, y por ello las viviendas bioclimáticas cuentan con estos elementos en las construcciones presentes, y probablemente sigan haciéndolo a futuro.