Desafiando las alturas

Sin dudas, si con lago vamos a recordar este siglo en la arquitectura es con el intento a desafiar las alturas. Quizá en otras épocas la arquitectura destaca por otras características, pero en la actualidad lo que verdaderamente importa es cuan alto es el edificio en cuestión.

En este siglo se ha desarrollado la tecnología, se ha perfeccionado la ingeniería y se han creado los materiales y técnicas para hacer realidad todas nuestras ambiciones y es que para nadie es un secreto que quiere construir muy arriba en el cielo es una gran ambición.

Se ha logrado, no se puede decir lo contrario, el hecho de que hoy existan edificios de casi un kilómetro de alto nos dice que le hemos ganado la batalla a los límites, de hecho, ya por allí seguramente se está tratando de batir esa marca del kilómetro.

No se trata solamente de construir en vertical y que la torre que erguida, sino que también debe ser funcional, creo que allí es donde está el verdadero reto de todo esto. En esta casa, el diseño de asesores mas rápidos y eficientes hace posible que construir tan alto no signifique mayor problema, creo que el único problema que puede existir es el miedo a las alturas que puedan tener muchos.

Lo cierto es que esta época ha quedado marcada por esos intentos de tocar el cielo, aunque muchos pueden estar preocupados por tal hazaña, sobre todo si recordamos lo que pasó con la torre de babel.